Hablar de empresas líderes en finanzas de América Latina, es de alguna manera mencionar a Ualá, la fintech fundada en 2017 por Pierpaolo Barbieri y que en menos de tres años logró incorporar más de 700  colaboradores, creciendo no sólo en estructura,sino también en usuarios y funcionalidades.  

En este artículo conversamos con su fundador, Pierpaolo Barbieri y el Head of People, Diego Solveira. 

Los bancos digitales y fintech vienen a exponer los temas de inclusión financiera ¿cuál es la propuesta de Ualá para esto? 

Ualá nació con la misión de llevar los servicios financieros de América Latina al siglo XXI. Es decir, con la idea de incluir a más personas en el sistema financiero, ofrece un producto innovador e inclusivo para que cualquier persona pueda administrar sus finanzas desde el celular, en pocos clics, sin filas ni sucursales y acceder gratuitamente a un medio de pago que no sea efectivo. Ese es nuestro foco. 

Además, en Ualá no solo promovemos la inclusión sino también la educación financiera: nuestros usuarios pueden acceder a tutoriales explicativos desde nuestro canal de YouTube y entender conceptos financieros de forma fácil, transparente y clara a través de nuestras redes sociales, blog y la Comunidad Ualá, el foro donde nuestros usuarios se ayudan a resolver consultas entre sí. Es decir, no es sólo “te doy una cuenta y ya estás financieramente incluido”, sino que para ser parte, “te doy una herramienta y te explico cómo usarla”. 
 

Para ser usuario de Ualá solo es necesario descargar la aplicación (disponible en iOS y Android), escanear el DNI, sacarse una foto y completar un formulario de pocos y simples pasosUna vez creada la cuenta, dentro de los 10 días hábiles el usuario recibirá de manera gratuita la tarjeta prepaga internacional Mastercard, que podrá cargarla por transferencia desde cualquier CVU/CBU o cualquier terminal de Pago Fácil, Rapipago, Telerecargas o Cobro Express. Con ella podrá hacer compras en cualquier sitio web o comercio del mundo que acepte Mastercard y realizar una gran variedad de transacciones financieras como enviar y recibir dinero, retirar efectivo en cajeros, pagar servicios, recargar la tarjeta de transporte y saldo en celulares. Además, también pueden solicitar préstamos personales, cuotificar consumos, invertir en un fondo común de inversión y cobrar sus productos y/o servicios. 

¿Cómo describirías el mindset digital en la organización? 

Ualá nació digital. Es decir, somos digitales porque la empresa se inició de esa forma. Por esto, algunos procesos digitales nos resultan naturales y siempre pensamos en ofrecer un producto 100% digital que esté al alcance de todos, que solo teniendo un celular y acceso a internet, puedan acceder a un ecosistema financiero para el manejo de sus finanzas.   

Por ahí a quienes venimos de la edad analógica, esto nos requiere esfuerzo; pero toda nuestra organización está atravesada por lo digital, con colaboradores en edad promedio de 29 años, lo que nos impulsa a innovar y crecer continuamente. 

El año 2020 muchas empresas vivieron la necesidad de la transformación digital, sabemos que este no es un proceso que se detiene ¿cómo se vive esta situación en una organización que nace siendo digital? 

El nacer digital te pone un paso adelante, pero no lo soluciona todo. Día a día nos adaptamos a las novedades tecnológicas y si bien es un gran desafío, nos enorgullece lograrlo con éxito. 

Internamente todos los equipos y procesos fueron creciendo. En particular, el equipo de recursos humanos tuvo que readaptar el proceso de onboarding a uno 100% remoto y ágil. Lo importante es que continuamos con nuestros planes de crecimiento, no solo en usuarios sino también en colaboradores, pasando de ser 200 a 700 colaboradores, en solo 10 meses.  
Recuerdo que ya a partir de 2019 tuvimos que distribuirnos en espacios de cowork por el crecimiento interno acelerado. A partir de ese momento decidimos comenzar a utilizar Workplace, una herramienta de comunicación de Facebook que nos ayudó a mantenernos comunicados con todos los colaboradores, especialmente en contexto de pandemia. 

¿Cuál es el principal desafío desde tu rol para este año? 

El principal desafío desde recursos humanos y todas las áreas es impulsar nuestro crecimiento, manteniendo siempre en vista nuestra misión: incluir a más personas en el sistema financiero. En el 2020 comenzamos siendo 200 y terminamos siendo más de 700. Si bien en el 2021 no nos triplicaremos nuevamente, no nos vamos a quedar tan quietos. Este es un desafío exponencial y la dispersión geográfica lo complejiza, pero a su vez nos apoyamos en la tecnología y en el equipo para lograrlo. 

Según la Cámara de la Industria Argentina del Software, el sector IT necesita al menos 7 mil empleados para cubrir la demanda ¿cuáles son las medidas que toman para no verse perjudicados? 

En Ualá nos centramos en nuestra propuesta de valor y atracción y retención del profesional de tecnología donde además de un paquete competitivo, no ofrecemos un servicio por hora para alguien externo como las fábricas de software, sino que trabajamos en el diseño de productos con tecnologías modernas en utilización. 

Nuestra cultura es ágil y horizontal, nos enorgullece decir que nuestro nivel de rotación es muy bajo, incluso reconociendo la alta demanda de la industria. Sin embargo, aun cuando atraigamos mucho; no llenamos nuestra demanda. Allí nos enfocamos en capacitar y entrenar a los colaboradores.  

JEDI ACADEMY 

En nuestra edición anterior hablamos con Hanna Schiuma pudimos conocer sobre su iniciativa con la Jedi Academy. Ahora me gustaría conocer cómo fue su experiencia y qué otras políticas impulsan para la participación de mujeres en la organización.  

La Jedi Academy nació como un plan de entrenamiento y se convirtió en un proyecto aún mejor. La idea se formó en el 2019 porque necesitábamos mujeres en tecnología y no las encontrábamos, entonces la idea fue clara: teníamos que entrenarlas. Al mismo tiempo, nuestra idea de inclusión no pasa únicamente por lo financiero, sino que nos enfocamos en la paridad de género (contamos con una 42% de presencia de mujeres en la empresa, una cifra alta para la industria de tecnología y finanzas) y no discriminación. Además, actualmente el equipo de Data Science está compuesto por 50% mujeres y 50% hombres.  

Bien lo decía Hanna en la nota “pasivamente no alcanza”. En el proceso comprendimos que las mujeres tienen una manera distinta de responder a los anuncios y si no encajan con todos los requisitos, no se postulan. Así que no sumamos con comunidades como “Chicas en tecnología”, “WomenWhoCode” que fueron nuestro puente para poder encontrar a las chicas que fueron parte del programa. Recibimos más de 150 aplicaciones y terminamos eligiendo 10, quienes desde el día 1 se incorporaron a Ualá. Todo el proceso de selección fue conducido por mujeres, desde el equipo de recursos humanos hasta las referentes de tecnología. 

DIEGO SOLVEIRA | Head of People en Ualá 

Diego es Gerente de Recursos Humanos de Ualá. Egresado de la carrera de Licenciatura en Informática de la Universidad Blas Pascal, en Córdoba, trabajó 18 años para EDS y HP, prestando servicios en varios países de América a reconocidas empresas como Renault, General Motors, Arcos Dorados y Nextel. Luego redirigió su carrera al área de Recursos Humanos con una maestría en la Universidad de Palermo y fue parte de la unidad de servicios de offshore. Se sumó al equipo de Ualá en septiembre de 2018.  

Entrevista a Pierpaolo Barbieri | CEO y Founder Ualá

¿Cómo es emprender en el mundo Fintech en Argentina? ¿Hay algo especial que quieras destacar?  

Ualá es el sueño de mi vida. Iniciamos en 2017 con la misión de resolver las dificultades de la vida financiera en América Latina y me enorgullece poder emprender este camino con más de 700 colaboradores y el apoyo de inversores como los que tenemos. Como siempre digo, para hacer el mejor producto se necesita al mejor equipo.  

La industria fintech cada vez crece más y ser parte de ella luchando contra la gran inequidad financiera es un gran desafío. Argentina tiene una deuda muy grande en materia de inclusión y educación financiera y crear Ualá para contribuir en eso, me llena de orgullo.  

Conocemos tu recorrido como historiador económico y ante un año tan coyuntural como el 2020 solo me queda preguntarte ¿Qué podemos esperar del 2021 en tema económico? 

Creemos que a nivel local será un año especialmente interesante en el ecosistema de medios de pago, con más competencia, lo cual celebramos porque nos da la oportunidad de trabajar para ser mejores. Además, creemos que una mayor digitalización de la economía permitirá que cada vez más personas puedan ahorrar e invertir.  

¿Cuáles serán los desafíos de Ualá para el 2021? ¿Y cuáles serán tus desafíos personales? 

Si bien en Ualá preferimos no hablar de nuestros proyectos o próximos lanzamientos, tenemos planes realmente ambiciosos para el 2021. Este año continuaremos haciendo lo mismo que en 2020, seguir desarrollando un producto robusto para incluir a más personas en el sistema financiero. Actualmente llevamos emitidas más de 2 millones de tarjetas en un país de 44 millones de habitantes y recientemente iniciamos nuestra expansión internacional con la llegada a México, por lo que la oportunidad de seguir impulsando nuestro crecimiento es enorme. 

 En Ualá queremos revertir la gran inequidad financiera en América Latina, y ese es nuestro foco. Queremos facilitar la vida financiera a las personas a través de una app y una tarjeta, permitiéndoles acceder a todo un ecosistema financiero seguro, transparente y 100% digital para el manejo de sus finanzas.  

Pierpaolo Barbieri es un emprendedor argentino de 33 años y el fundador de Ualá. Fue becado para estudiar Historia y Economía en la Universidad de Harvard a los 17 años y luego continuó sus estudios de posgrado en Cambridge. También es Director Ejecutivo de Greenmantle, una consultora geopolítica y macroeconómica basada en Nueva York. 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here