Jobing es la primera consultora de implementación de teletrabajo en Latinoamérica que tiene en cuenta los aspectos legales, tecnológicos, de procesos, recursos humanos y de arquitectura edilicia necesarios para lograr un teletrabajo exitoso. 
En una entrevista con Fabio Boggino, su fundador, explicó la importancia de entender la diferencia entre la teleurgencia, que inundó al mundo en el 2020, el teletrabajo y cómo es el trabajo del futuro.

Por: LEILA OVANDO

¿Qué es Jobing? 

Para todos los que conformamos nuestra consultora, Jobing es un servicio de implementación de teletrabajo que ofrecemos, desde hace ya más de 10 años, a más de 100 clientes en toda LATAM  
Nuestro valor es acompañar a las organizaciones en un proceso de cambio cultural, que genera el teletrabajo, para dejar de a poco la cultura tradicional de “control horario presencial” a una cultura más moderna de “control de objetivos virtual”
Para ello armamos un Comité de Teletrabajo con nuestros clientes con foco en evaluar el impacto del teletrabajo en los aspectos de tecnología, facility, recursos humanos y legales. 

 
Para nuestros clientes hacer Jobing es más que teletrabajar. Nos usan el nombre para decir “mañana hago Jobing porque trabajo desde casa” y nos pone muy felices que usen nuestro nombre como si fuera una acción, “hacer Jobing es teletrabajar, pero de manera productiva” eso dicen nuestros clientes.  

Teníamos muchos clientes antes de la pandemia, sumamos muchísimos más durante esta “Teleurgencia” y creemos que vamos a tener mucho más trabajo aun cuando las organizaciones se pregunten ¿qué tipo de teletrabajo quiero tener post pandemia?” cuando volver a la oficina sea opcional. 
 

Esta realidad de intentar trabajar en casa durante la cuarentena ¿es realmente teletrabajo? 

No ir a la oficina en un contexto obligatorio de pandemia no es teletrabajo, es una teleurgencia. El verdadero teletrabajo se implementa por convicción como cambio cultural, no por obligación para cuidarnos la salud. 
Teletrabajo eficiente son algunos días de la semana trabajando en cualquier lugar, no en esta teleurgencia en donde teníamos que trabajar en casa los 5 días. 
En esta teleurgencia intentamos ser productivos mientras cuidamos nuestra salud, en teletrabajo el foco es la productividad… cuánto más productividad tengo teletrabajando más días de teletrabajo deberían asignarme. 
Por último, la teleurgencia es transitoria se termina con la pandemia, teletrabajo es el trabajo del futuro, pero no debe ser improvisado, sino que debe ser planificado y metodología con una política que lo regule. 

Win-win, un teletrabajo bien hecho no solo mejora la calidad de vida del colaborador, sino que además logra eficiencia organizacional. 

¿Cómo definirías el trabajo del futuro? 

No hay dudas que el trabajo del futuro se parece más a esta teleurgencia de pandemia que al trabajo o presencial de lunes a viernes en la oficina cómo tenían la mayoría de las empresas antes de la pandemia.  

La teleurgencia nos dejó muchos aprendizajes que, si los capitalizamos en un teletrabajo post pandemia, sin dudas nos acercamos al trabajo del futuro. ¿Cómo será ese trabajo del futuro? me imagino una relación empleado/empleador muy parecida a la relación que hoy tienen cliente/proveedor, o sea necesito algo de determinada manera en X tiempo y vos lo cumplís no importa dónde y no importa cuándo. Te controlo objetivo o tareas cumplida, no horario cumplido como hasta ahora.  
 

De acuerdo al Ministerio de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones de Colombia la implementación del teletrabajo tiene beneficios para todas las áreas de una organización (https://www.teletrabajo.gov.co/622/w3-article-8365.html):  
Para el negocio: 
– (+) Productividad, ingresos y crecimiento del negocio 
– Costos predecibles asociados a la flexibilidad de la inversión en planta física 
– (-) Costos fijos en planta física 
– Procesos descentralizados e interconectados 
– Mejoramiento de las condiciones del reclutamiento al poder contratar al personal más calificado sin importar su ubicación/disponibilidad de desplazamiento 
– (+) Índice de retención del personal capacitado 
– Control total sobre los escritorios virtuales y el flujo de la información 
– Aporte al mejoramiento de la movilidad de las ciudades y reducción del tráfico 
– Equilibrio entre los espacios laborales y personales de los empleados que generan mayor calidad de vida que se traduce en mayor productividad. 
– Inclusión socio-laboral de población vulnerable gracias a las TICs 

Para los colaboradores: 
– (+) Calidad de vida y rendimiento.  
– Ahorros en tiempos de desplazamientos  
– Ahorros en dinero derivados de la disminución de desplazamientos 
– Mejoras significativas en la alimentación y la salud 
– Optimización de las actividades personales gracias al desarrollo de habilidades para la gestión del tiempo y las tareas 
– Mejoras en la salud al reducir el estrés derivado de los desplazamientos y los gastos asociados, además de oportunidades de incluir en la rutina diaria tiempo para el cuidado físico 

¿Cómo convencer a aquellos líderes que pretenden que todo vuelva a la normalidad presencial?  

Lamentablemente, cuando salgamos de la pandemia y volver a la oficina sea opcional, muchos líderes que están acostumbrados a liderar por horario presencial harán volver a sus equipos a la presencialidad.  
El teletrabajo móvil de algunos días de la semana no es una opción para los líderes, es un camino inevitable que tienen que transcurrir si pretenden que la empresa subsista en el tiempo. 
Las nuevas generaciones de talento, que serán los CEO del futuro no ven una manera distinta de trabajar que no sea teletrabajo.  
Mi sugerencia a esos líderes que se resisten a un teletrabajo post pandemia es que se asesoren para evaluar un teletrabajo no como un beneficio más a los colaboradores sino cómo una forma distinta de organizar el trabajo, en donde solo podrán teletrabajar aquellos colaboradores que son elegidos por sus jefes por esfuerzo, desempeño, confianza y compromiso.  

El que es más productivo teletrabajando que en la oficina, más días de teletrabajo. El que es más productivo en la oficina que teletrabajando, más días de oficina… así se simple para que sea un winwinYo te doy felicidad, tú me das productividad, esa es la cuestión.  

 

En palabras de la OIT 
Susan Hayter, asesora técnica de la Organización Internacional del Trabajo (https://news.un.org/es/story/2020/06/1475242) expresa: “a medida que las empresas empiezan a evaluar la eficacia de cambiar al trabajo a distancia y la posibilidad de solucionar los problemas de seguridad de sus datos, y si disponen de la infraestructura necesaria, para los países en desarrollo pueden surgir nuevas oportunidades en el sector de servicios. Sin embargo, en actividades como el desarrollo de programas informáticos y la prestación de servicios a los sectores financieros, las oportunidades de reubicación pueden ir acompañadas de la reconversión de otros puestos de trabajo a medida que las empresas intentan mejorar la gestión de los inventarios y la capacidad de las redes de suministro. Esta situación repercutirá a más largo plazo en el empleo de las economías en desarrollo y emergentes. El problema es que, como tomará tiempo el desarrollo de los nuevos sectores de servicios, se haga sentir de inmediato el impacto negativo del aumento del desempleo. Las desigualdades en la capacidad de preparación digital pueden frenar aún más a los países a la hora de aprovechar estas oportunidades.” 

 
Fabio Boggino | Fundador de Jobing Consultores 
 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here