El título de tu último libro, “El año en que nos volvimos más humanos“, parecería ser una contradicción porque más que nunca estuvimos conectados solamente a través de y gracias a la tecnología. ¿Cómo compatibilizas eso con la parte humana? 

Creo que el ser humano existe para ser algo mucho más importante que tareas repetitivas, la tecnología nos permite ser más humanos, dedicarnos a el arte, la creatividad, el entretenimiento, resolver problemas, filosofar, crear, destruir también, a hacer cosas que solo los humanos podemos hacer…entonces la tecnología resolviendo problemas, nos genera muchísimo tiempo que nos permite conectarnos con esa humanidad, que no sabemos muy bien cómo es, es algo nuevo, totalmente humano.  

Esto se ve claro…por ejemplo para hacer esta entrevista antes nos deberíamos haber juntado, hoy gracias a la tecnología la podemos hacer vía remota, de forma mucho más eficiente, es una ganancia enorme para el ser humano. 

En una entrevista con un medio argentino comentaste que crees que va a haber menos empleo, pero más trabajo en forma independiente. ¿Crees que esto es posible en países que quizás no están tan desarrollados económicamente y/o tecnológicamente como los del primer mundo?  

Es mucho más posible que antes, hace 100 años nuestros abuelos que migraron pobres querían enterarse de algo de su tierra y tenían que esperar unos meses a que la noticia llegue acá. Hoy la tecnología democratiza por lo menos la información, sí hay cosas que son menos accesibles, pero la información siempre es accesible y mi opinión y lo que yo veo es que todos tienen acceso…cualquier persona que hoy tenga un celular tiene acceso. He visto muchos jóvenes y no tan jóvenes que con el acceso a la tecnología aprendieron algo nuevo y cambiaron sus vidas. El desafío es el mismo de siempre, pero hoy es más fácil resolverlo. Entonces sí, creo que va a haber más trabajo, pero más independiente. Las empresas cada vez duran menos y los humanos cada vez duran más, así que tenemos que desacostumbrarnos a esa idea que tenemos de conseguir un empleo y estar ahí 40 años. Hay que construir nuestra marca, desarrollarnos, crecer…vamos a trabajar ¿para otros, para nosotros, para nosotros y otros? El mundo es distinto para adelante. 

¿Cuál fue tu mayor aprendizaje durante el 2020?  

Te diría que incluso para mí -que me considero auto-disruptivo, me auto-desafío- fue un año donde me di cuenta de que podía hacer mucho más de lo que yo creía, todos lo aprendimos…organizaciones que implementaron programas en tres meses que en otra ocasión se hubieran demorado 5 años y un montón de discusiones…entendieron que a un líder no le pagan para no correr riesgos, le pagan para elegir los riesgos que quiere correr.  

Esta situación nos forzó a correr más riesgos, a elegir esos riesgos. Pero en sí a correr más riegos y me encantó. 

Sin duda hubo un cambio mundial tanto en lo social, como en lo económico, político y tecnológico. El mundo laboral obviamente fue uno de los más sacudidos por lo inigualable escenario que le tocó enfrentar. Desde tu posición y experiencia ¿Cuál fue el denominador común en las consultas que has recibido? ¿Estaban todos con la misma incertidumbre o pudiste percibir que algunos estaban más preparados que otros? 

Sin duda, creo que podemos dividir a la gente laboral en dos perfiles…el que mira para adelante con curiosidad, el humilde que quiere recorrer el camino y alguien que abraza el pasado y dice no…todo lo que hice que me trajo hasta aquí, es lo que me llevará hasta allá…por ejemplo como alguien que vendió toda su vida por fax y piensa que, si desaparece el fax, desaparecen ellos. Hace un tiempo escribí sobre los docentes, en 1803 se resistían a la implementación del pizarrón, que el pizarrón no lo iban a aceptar, que iban a usar una pizarra pequeña para ir alumno por alumno…hoy le cuento a algún docente y se ríe porque el pizarrón es la base. Bueno claro, lo que hoy no aceptamos, mañana va a ser la base.  

Hay un perfil mucho más humilde y curioso que abraza el cambio y se pregunta dado este cambio ¿qué voy a hacer yo? Y otro perfil mucho más temeroso que mira hacia atrás y dice cómo hago para que este cambio no sucede.  

 ¿Qué tan importante es la marca personal hoy en día y qué le recomendarías a los jóvenes que hoy salen a la cancha en un entorno laboral tan cambiante como el actual?  

La marca personal es muy importante porque nunca le dimos importancia…es como esas cosas que el que se descuidó toda la vida de salud y a los 50 toma la decisión de comer bien y dejar de fumar ¿qué tan importante es? de vida o muerte, porque nunca le dio bolilla a ese tema.  

No es tan importante a largo plazo, creo que hoy es muy importante, específicamente para los jóvenes…la marca personal no es el Instagram, LinkedIn o tu CV, es lo que dejas en los demás. Es lo que los demás dicen después de ti, los compañeros del secundario van a ser parte de la marca personal…me pasa con algún periodista que me llaman y confían en mi después de 20 años sin hablar…porque estudiamos juntos, porque interactuamos, construimos juntos y eso construye confianza. Hay una oportunidad enorme para todo el mundo, sin importar la edad, de adueñarse de la marca personal. Todos tenemos una marca personal: adueñémonos.  

Si nos referimos al futuro del trabajo, ¿nos referimos a un futuro que ya estamos experimentando o a uno que realmente se encuentra en el futuro? 

Es una pregunta interesante para darle la vuelta, el futuro del trabajo es continuo, es una línea de tiempo, en verdad son muchas líneas de tiempo, porque hay gente que está viviendo en un futuro de mi trabajo actual y hay gente que está viviendo en el pasado de mi futuro actual, por ejemplo: yo hoy doy conferencias y hay gente que hace más de 5 años da conferencias virtuales y al mismo tiempo hay personas que hoy no están trabajando porque sólo dan conferencias sobre un escenario.  

Lo que tenemos que entender es que es algo terriblemente dinámico y tenemos la oportunidad de impactar en el futuro de nuestro trabajo.  

Me hace acordar a una conferencia que estaba dando y me preguntan: soy técnico de impresoras, cómo hago para mantenerme vigente. Mi respuesta fue contundente: googlea, averigua, qué va a pasar dentro de dos años, qué están preparando las primeras empresas en el primer mundo, dedícale media hora a eso…y no te prepares para el mundo de hoy, prepárate para el mundo de dos años. Porque si te preparas para hoy ya es tarde, es como la pista de patinaje sobre hielo, si la veo…no puedo decir qué buena idea, voy a hacer una pista de hielo… ¡no! El mercado ya está saturado de pistas de hielo, parripollos y cervecerías…tenemos que estar constantemente pensando que el mundo, la vida es un continuo de tiempo y lo que hagamos hoy nos va a servir en un par de años, no nos va a servir para hoy. Si me pongo a estudiar taquigrafía yo sé que en dos años no se va a estudiar…si me pongo a estudiar un lenguaje de programación que hoy está en decadencia también sé que no se va a usar…ojo es un riesgo porque realmente no sé qué se va a usar, pero también es una apuesta hermosa. Me recuerda aquel hombre que ingresó en la NASA y se especializó en psiquiatría de astronautas en el año 79, igual que la persona que se dedicó a hacer derecho del espacio…¡está buenísimo! Hoy son una eminencia porque eligieron algo que nadie había pensado. 

Bueno el trabajo es eso…ya no es graduarte e ir y hacer lo que ese título te permite hacer.  Es constantemente mirar hacia adelante y pensar: ¿estoy haciendo hoy lo que me sirva dentro de dos años ser feliz? 

Tu trayectoria respalda el referente en innovación y liderazgo en el que te has convertido. ¿Alguna vez creíste que ibas a llegar a miles de personas a partir de tu conocimiento?  

Ni, no…una parte de mí -que nunca me animé a reconocer- quería eso y me empujó a hacerlo.  

Pero nunca pensé racionalmente que iba a crecer tanto, nunca pensé que tendría tanto reconocimiento. Soy un ex-gerente general, soy un ex-economista, un ex-cómico de stand up, pero no soy un experto de innovación, ¡sí! Es verdad, escribo libros…pero hay como una contradicción que me hace seguir aprendiendo, porque sé lo que no soy y tengo la humildad para decir no sé esto y hay tanto para aprender afuera 

Soy terriblemente curioso y eso me ayuda mucho. Cada tanto paro la pelota y digo wow y después sigo, porque hay mucho que hacer por adelante.  

Pin Pong  
Una película: Matrix, porque tiene mucha acción, divertida y te deja pensando.  
Un libro: La rebelión de Atlas, es una especie de canto a la iniciativa individual. 
Una frase: Nunca, pero nunca dejes de aprender. (así, con doble nunca). 
Un hobby: Cocinar experimentalmente, cocinar probando.  

Leo Piccioli

https://www.linkedin.com/in/leopiccioli/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here