En esta entrevista conocemos un caso de transformación digital, flexibilidad e inspiración centrado en el talento. Hablamos con Natalia Mateo, directora de recursos humanos y José Luis Martín, director de Sistemas e Innovación de Legálitas para desde su experiencia y trayectoria conversar sobre sus desafíos que enfrentan en el mercado actual. 

Por Paola Albornoz 

¿Cuál es su experiencia en la organización? 

Legálitas es una empresa muy dinámica, es la legaltech de referencia en España, que compagina dos tipos de llegada al mercado: el B2B2C (Business to Business, Business to Customer) y el B2C (Business to Customer), algo que, desde el punto de vista de un profesional dedicado a la tecnología, supone trabajar en un modelo apasionante, puesto que conviven en un solo entorno toda la complejidad de las integraciones, la necesidad de trabajar en tiempo real con partners y clientes corporativos, la nueva captación y la atención al cliente individual de manera directa, nos dice José Luis Martín. 

Agrega que, en 2017, la compañía inicio un proceso importante de inversiones, transformación tecnológica y digitalización de procesos que le permitiera ser más eficiente y eficaces si cabe, en todos los procesos que ya existían, poniendo foco en el mercado individual. 

Para un profesional de la tecnología, trabajar en una compañía donde estos aspectos son un activo estratégico, es un verdadero lujo. Porque se percibe que la compañía invierte decididamente en infraestructuras, sistemas, procesos y entiende la importancia de contar con este tipo de talento y lo que puede aportar a la organización. 

Mientras que, para Natalia Mateo, en más de un año en esta compañía, he podido constatar como la importancia que se da a las personas es clave en el proyecto, y esto es algo fundamental para poder realizar mi trabajo, puesto que el día a día en las empresas va más allá de cumplir con una labor, dentro de un horario a cambio del pago de un salario. Y aquí he encontrado la oportunidad y el apoyo necesario para poder poner en marcha distintos proyectos y aplicar mis conocimientos al respecto. 

Además, liderar el departamento de recursos humanos, en una coyuntura tan compleja como la que estamos viviendo, ha supuesto un reto personal que, como profesional, me ilusiona y me gusta acometer. 

¿Cómo podría definir su cultura organizacional? 

La directora de recursos humanos describe que Legálitas nació como una empresa familiar que creció fruto del esfuerzo, la vocación de servicio y el compromiso con las personas. Hoy, después de más de 20 años de historia conservamos todo eso, pero, además, gracias a la innovación, la tecnología y el compromiso, inconformismo y espíritu de superación de todos los que trabajamos en Legálitas, nos hemos renovado y evolucionado hasta llegar a ser el modelo de negocio por el que hoy somos reconocidos: una compañía dinámica, tecnológica, muy orientada a resultados y a prestar un servicio al cliente con los mayores índices de calidad. 

¿Cuáles han sido los desafíos que han tenido que enfrentar durante la pandemia? 

Ante este punto, Mateo suma “como todas las compañías, hace ahora un año, nos enfrentamos a una situación de incertidumbre muy grande que nos obligó a reaccionar con rapidez. Tuvimos que ser muy flexibles, por pura supervivencia, logrando mantener la actividad de la compañía sin poner en riesgo la atención a nuestros clientes en ningún momento”. 

Añade, en Legálitas, el teletrabajo era solo una opción y, gracias a un despliegue tecnológico sin precedentes, nos hemos adaptado construyendo una experiencia de empleado 100% digital, que nos ha permitido seguir ayudando a las personas en su día a día cuando más lo necesitaban, no sólo manteniendo nuestros niveles de servicio, sino superándolos incluso. 

En este momento los equipos de apoyo y sobre todo IT, han tenido un papel fundamental acompañando al negocio en esta transformación: adaptando los procesos, implementando la infraestructura y formando a los equipos. Y esto no es algo puntual, más de un año después, el modelo se ha consolidado y, en función de los intereses de la empresa, es algo sostenible en el tiempo. 

Hoy, el verdadero reto se centra en ser capaces de hacer vivir nuestra cultura y nuestros valores con los equipos, en un entorno tan desestructurado: desplegar herramientas para asegurar una comunicación eficaz, acompañar a los managers a liderar en la distancia. 

¿Podrías contarnos cómo desde la tecnología han podido superar los obstáculos y qué podemos esperar de la organización para este año? 

Para su director de sistemas e innovación, hace unos años tuvimos un proyecto complejo que abordar: plantar cara a la obsolescencia tecnológica detectada, puesto que el área de sistemas en particular estaba fundamentalmente orientada al mantenimiento y no a la creación de nuevos contenidos.  

Esto implicó la puesta en marcha de un plan a corto, medio y largo plazo fundamentado en tres ejes principales: 

  1. Transformación de la infraestructura tecnológica a un modelo híbrido de nube privada y pública. 
  1. Implantación del nuevo sistema operativo de la compañía para soportar un modelo de procesos escalableque nos permitiera crecer en los nuevos camposprocesos complejos, digitalización de procesos, multicanalidad, respuesta inteligente e IA. 
  1. Incorporar el talento necesario para poder llevar a cabo el plan. 

La compañía apostó decididamente por el proyecto puesto que nos definimos como una empresa eminentemente tecnológica y, ahora, podemos afirmar que nos encontramos en un momento sustancialmente mejor que el anterior, con un plan que continúa desarrollándose según los tiempos de ejecución definidos, que nos permite seguir desarrollando nuevos streams de trabajo que faciliten el tránsito a una dimensión diferente, apoyándonos en sistemas de machine learning y la inteligencia artificial. 

¿Cuáles considera son las competencias necesarias en el mercado laboral actual? 

Martín explica que las competencias que un profesional del área de tecnología debe tener para encajar en el proyecto van más allá de los conocimientos puramente tecnológicos. El profesional de hoy debe ser multidisciplinario desde el punto de vista tecnológico y debe tener un entendimiento claro de los procesos de la compañía, un conocimiento funcional importante para aportar valor a los interlocutores de otras áreas, evitando ser únicamente un instrumento reactivo en cada situación. Es decir, partiendo del conocimiento especifico en su área, conocer holísticamente cómo se relacionan todas las piezas y cómo encajan en el conjunto.  

Buscamos profesionales de empresa, que comprendan el proyecto de la compañía y los objetivos de esta, que sean capaces de ofrecer su propio conocimiento para aportar valor a su propia parte y al resto. 

¿Cómo impulsan el trabajo en equipo y la diversidad? 

Para Natalia, en Legálitas tenemos una visión: queremos ser la compañía líder en asesoramiento jurídico, creando una cultura de abogacía preventiva en la sociedad. Cada uno de nosotros, independientemente de nuestro lugar en la estructura organizativa, área o departamento y, ahora más que nunca desde casa, tenemos muy claro nuestro propósito y cuál es nuestra aportación individual y de equipo a esta visión.  

Definir y compartir este propósito con todas las personas que formamos Legálitas se hace imprescindible para alinear los esfuerzos de cada equipo en torno a esos objetivos comunes.   

Consejo para jóvenes profesionales 
Martín, aunque reconoce que no es muy dado a dar consejos, plantea que el entendimiento de las diferentes áreas de la empresa como compartimentos estancos, donde cada uno “hace su parte” carece de valor desde hace mucho tiempo. Tanto en tecnología como en el resto de las áreas, tener un conocimiento horizontal de los aspectos clave de cada departamento, facilita la labor y permite que todo el potencial de la persona se desarrolle profesionalmente en toda su extensión, aportando valor y facilitando la empleabilidad en el futuro. 
 

No siendo dado a dar consejos diría: 

  1. No te quedes en tu zona de confort, explora proyectos que no son tuyos. Ve más allá. 
  1. Piensa en el objetivo de la compañía y no en tu objetivo particular. Aprende a mirar holísticamente los problemas. 
  1. Por último: formación, formación y formación. 

Natalia Mateo | Directora de recursos humanos de Legálitas 

José Luis Martín |CIO, Director de Sistemas e Innovación de Legálitas 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here