La educación tiene un rol esencial en el futuro del trabajo. Matías Ghidini, General Manager de GhidiniRodil, compartió con Rocking Talent entre otros temas, su visión sobre la trascendencia que tiene la academia en la formación de profesionales para lo que se viene y cómo el 2020 demostró que, pese a todo, el cambio sigue reinando. 

Por Leila Ovando

Se habla de que el trabajo del futuro es el presente de la educación ¿cómo piensas que las academias, institutos y universidades deben asumir este compromiso? 

Creo que más allá de lo que es adaptar la metodología de enseñanza, lo que es más importante tiene que ver con alinear y formar profesionales. Alinear la oferta educativa a la demanda laboral del futuro, es decir, promover y promocionar la educación en aquellas carreras que son más necesarias para el mercado laboral del futuro. Alinear lo que se forma con lo que el mundo va a necesitar el día de mañana. 
Ahí si puede haber una diferencia entre lo que los estudiantes buscan, que no necesariamente es lo que se va a necesitar. Entonces hay un rol muy importante de la academia y del sistema educativo en promoverpromocionar y orientar las carreras hacia lo que es el futuro del trabajo y de alguna manera contribuir al planeamiento estratégico de los recursos humanos de cualquier país desde su rol. 
 


Matias Ghidini 
Licenciado en Administración de Empresas de la Universidad Católica Argentina 
MBA en el IAE Business School 
Postgrado en RR.HH. en Stephen Ross School of Business, Universidad de Michigan 
Desarrolló una carrera de casi diez años de gestión ejecutiva y directa en empresas multinacionales, 
ocupando posiciones comerciales y de marketing en ABInBev y Unilever 
Es autor del libro, Mi Trabajo Ahora (Editorial Temas) 
Desde 2002, es conductor y productor ejecutivo de “Humanos con Recursos”, el primer programa de radio sobre RR.HH. y el mundo laboral de FM Mileniun 106.7 
Es profesor de la Maestría en Ingeniería de Dirección Industrial de la Universidad de Buenos Aires y Profesor del MBA de la Universidad Católica Argentina 


De acuerdo al XVI Informe “Los + buscados” de la consultora Spring Professional, los perfiles más buscados son (https://www-prd-cms930-com.azureedge.net/-/media/adeccogroup/brands/spring-professional/spain/media/home/notas-de-prensa/ndp-xvi-informe-los-buscados-de-spring-professional-2021.pdf?rev=e9023818f1f4464e9159e92a827da6fa&hash=7959CC70BBAA9DD3532FDF1D03087400): devOps, HSEQ Manager, Enfermero/a, Trade Marketing, Controller, Full Stack Developer, Responsable RRLL, Product Manager, Técnico/a de Garantía de calidad, Director/a de Logística, Gestor/a de banca privada, Ingeniero/a de procesos, Abogado/a laboralista y Business Development Manager.  
 

¿Cuáles son tus consejos para los profesionales en la necesidad de reskilling constante? 

Me parece que está claro que hoy un profesional de cara al futuro necesita estar constantemente formándose y revisando su carrera profesional. Es claro que la educación formal, sea cual sea, tiene fecha de vencimiento. Lo que uno va incorporando tiene que estar siendo actualizado y revisado permanentemente, generando así la habilidad de aprender y saber que uno va a trabajar más allá de la edad. El trabajo lo va a acompañar toda la vida en diferentes modelos, esquemas, estilos, y por ende siempre hay que tener capacidad de aprendizaje, porque sea cual sea el camino profesional que uno toma, siempre tiene que estar perfeccionándose y adquiriendo nuevas habilidades y conocimientos para el mundo del futuro. 
 

¿Cuáles son las competencias con los que los profesionales deben contar en un mercado laboral como hoy? 

No hay que soslayar las competencias técnicas. Se habla mucho de las interpersonales, pero hoy el mercado laboral sigue exigiendo determinadas competencias técnicas que uno tiene que tener y que a veces son formaciones duras o por ejemplo de idiomas, que siempre catapultan a una mejor inserción laboral. 
Respecto a competencias actitudinales, obviamente tener capacidad de aprender, un mindset digital a lo que son los negocios del futuro, mucha flexibilidad y agilidad, entender y comprender lo que es el trabajo virtual, trabajar en redes de manera colaborativa, poder insertarse en un mundo globalizado y por supuesto los idiomas siempre son importantes. 
 


Según el reporte “Flexibility at Work” de Randstad: (https://www-randstad-es.s3.amazonaws.com/wp-content/uploads/2020/04/NdP-Randstad_Flexibility.pdf ) 
La tecnología hará desaparecer 1/7 empleos de los países de la OCDE 
30% de los empleos sufrirá alguna modificación 
+25% de las empresas tendrán dificultades para encontrar perfiles tecnológicos 


GhidiniRodil 
Nació en 1988 
Compañía especializada en headhunting y selección ejecutiva con presencia en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú 
 

Sin dudasArgentina es un semillero de talentos y parecería ser que cada vez más los jóvenes profesionales buscan un mejor horizonte en el exterior, incluso muchas veces sabiendo que quizás el escenario laboral en afuera no es perfecto. ¿Qué le dirías a aquellos que deciden seguir quedándose en Argentina o América Latina y a aquellos que efectivamente emigran en busca de un mejor futuro? 

Creo que hoy es un tema que está muy sobre la mesa por la situación global y de Argentina. Lo primero que diría es que el mundo tampoco es un lugar tan dócil para recibir personas en donde uno puede desarrollarse profesionalmente. La pandemia castigó a todos los países y de todos los niveles socioeconómicos. Obviamente Argentina tiene una situación muy compleja, pero tampoco es que afuera o en todos lados está todo mejor.  
Dicho eso, yo diría que lo más importante es que la moneda siempre tiene dos caras y nunca hay que subestimar ni una, ni la otra. Sea cual sea la decisión que uno toma siempre hay que poner todo en la balanza, todo lo que uno gana y lo que uno pierde; y ver al final cómo da esa suma y esa resta. Si es positiva para lo que uno valora, seguir adelante y si es muy justa o negativa, repensarlo o recalcular.  
El mayor error es no tener en cuenta que hay costos. Obviamente esos pros y contra tienen valoraciones muy personales que dependen de los momentos de cada uno y por eso no hay una regla única para decir conviene o no conviene hacerlo. Cuando uno genera una carrera internacional nadie le puede asegurar la vuelta y también es cierto que Argentina increíblemente sigue teniendo oportunidades de hacer cosas importantes, sobre todo en los sectores de tecnología y del campo. Es una decisión muy personal y la mejor ecuación viene de un análisis profundo de las dos caras de la moneda. 
 

¿Crees que hay un punto de encuentro entre lo que son el común denominador hoy de las generaciones más jóvenes y lo que busca el mercado laboral? 

 Inevitablemente el mercado laboral va adquiriendo la fisionomía de las generaciones que se suman a él.  
Hay gaps importantes entre lo que busca el mercado y lo que son las nuevas generaciones, sobre todo en las carreras que busca el mercado y lo que la fuerza laboral ofrece, principalmente en tecnología y en algunos sectores de salud. Ahí podría decir que no hay punto de encuentro. 
Pero sí lo hay en el cómo trabajar, en la forma: ambientes más flexibles, más integración entre la vida personal y profesional, los tiempos, la flexibilidad horaria y el trabajo desde el hogar.  
El mayor gap está entre el perfil de las carreras que el mercado laboral necesita y lo que la fuerza laboral hoy ofrece. 

¿Cuál crees que es el mayor desafío de LATAM a nivel profesional? 

Como región Latinoamérica se debe un planeamiento de sus recursos humanos con un futuro integrado. Es decir que pueda exigir una sinergia de fuerza laboral a través de los países que permita una mayor integración y movilidad de sus empleados a través de prácticas de las compañías y de un perfil laboral mucho más amplio. 

¿Cuál es el mayor aprendizaje que tuvieron los equipos de gestión de talento en el 2020? 

Lo llevaría más allá de los equipos de talento. Hubo aprendizaje para todos los líderes, el management y todas las empresas. Y el mayor fue que a pesar de los esfuerzos que hacen las personas y las empresas, el mundo sigue siendo impredecible. El cambio sigue reinando. La pandemia nos demostró que todo lo que se planifica vale poco ante algunos hechos que no controlamos. Y eso genera o recuerda que son importantes cosas que a veces parecen antagónicas, nos damos cuenta la importancia de la virtualidad, pero también los límites.  
El mayor aprendizaje es lo impredecible y la permanencia del cambio como factor en nuestro trabajo, vida y nuestra sociedad. Y al mismo tiempo saber que necesitamos dos aspectos que son muy complementarios, como es la tecnología y virtualidad, pero también el contacto humano entre las personas.  

Matias Ghidini | General Manager de GhidiniRodil 


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here