Nacida en un contexto de vulnerabilidad y en una familia disfuncional, fue cuidacoches, camarera y comerciante, entre tantos oficios con los que cuenta en su historial. Hoy es la Presidenta de la Asociación de Fútbol Femenino de Argentina, una “Change Maker”, de acuerdo a The Economist, elegida por las Naciones Unidas para cerrar la Asamblea de Nueva York y el W20 (G20 de mujeres). Una historia de superación, inspiración y perseverancia. 

“Deberíamos usar el pasado como trampolín y no como sofá” (Harold Macmillan). Se podría utilizar esta frase para hablar sobre Evelina.  
“Cuando tenía 12 años, mis papás se pusieron a discutir, era normal eso, hasta que mi mamá le dijo: ‘Bueno, me voy’, y se separaron. Nunca pensé que mi mamá se iba a ir de casa. Ahí empezó algo nuevo para mí porque se inició una guerra entre ellos que a nosotros nos dejaba en último lugar. Y bueno, empecé de rebelde a faltar en casa, nadie me decía nada”. Desde los 15 hastaa los 17 años vivió en la calle, estuvo de novia con alguien que la golpeaba, trabajó cuidando a mujeres que trabajan en la calle, de cuidacoches y pensó en quitarse la vida hasta que encontró en el deporte aquello que utilizaría para cambiar su vida para siempre.  
Es el claro ejemplo de una self made woman que aprovechó cada situación para cambiar su escenario y realidad. ¿Hoy? Cuenta su historia e inspira a miles de personas alrededor del mundo para que sean las protagonistas de sus propias vidas.  

Eres Manager, entrenadora de fútbol y cofundadora de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino.  ¿Cómo te sientes al ser la primera mujer en integrar el cuerpo técnico de un equipo masculino en México?  

Me siento feliz y sorprendida porque no me lo esperaba, pero agradecida por la oportunidad que se me dio. Me sigo preparando para dar lo mejor de mí y poder aprender de la nueva experiencia que se me da acá, en México. 
 

¿Cuáles son los objetivos inmediatos que tienes con respecto al coaching y cómo los combinas con la mentalidad del jugador?  

Establecer que el jugador es una persona al igual que cualquier otro, que quizás tiene una presión extra que tiene que ver con los partidos o con los medios de comunicación. Es por eso que es importante, a medida que van pasando los partidos, ir reestableciendo los objetivos individuales para que repercuta en el colectivo de todo el equipo. Pero, principalmente, es empezar a trabajar en cuáles son las situaciones que, por ahí, son trabas en la mentalidad de cada uno, ver cómo empezar a confeccionar objetivos nuevos que los ayuden a poder desarrollar su carrera y, también, que encuentren un espacio en el que puedan hablar y cuenten qué les pasa. Muchas veces no se dan esa posibilidad de explayarse y tener ese espacio es más importante de lo que yo pueda hacer como coach o no. 

A lo largo de tu camino tuviste varios reconocimientos: cofundadora de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino (AFFAR), premio Entrepreneur Of The Year, entregado por la organización EY, por ser un “ejemplo de superación y compromiso ante la discriminación y la adversidad” y por su tarea social con AFFAR, y 2 libros. Con esta nueva oportunidad en México con la primera masculina, con la Sub 20 y con la Sub 17 del Pachuca ¿cómo ha sido el apoyo de tus familiares y amigos sabiendo que inicialmente el proyecto era por tan solo dos meses? 

La verdad es que cuando me vine, dije: “son solo dos meses”, mis seres queridos pensaron: “bueno, se va Eve y vuelve”, y cuando les conté que me quedaba se sorprendieron. Pero todos saben que mi alma es emprendedora y voladora. Todos me apoyan y me hablan. Creo que las redes sociales y la tecnología hacen que hoy estemos más cerca que nunca. Aunque físicamente no estemos juntos, sé que en corazón y alma están presentes.  
La verdad me siento muy apoyada por un montón de personas. 

Estás luchando por el lugar de la mujer en el deporte y en la sociedad. ¿Qué acciones crees que todos podemos empezar a implementar desde nuestros roles en la sociedad y así aportar nuestro granito de arena, aún cuando pareciera que no hace un gran cambio?   

Principalmente, desde el lugar masculino, empezar a generar y brindar espacios de oportunidad para poder desarrollar las capacidades de las mujeres. Es imposible potenciar o generar ciertos avances cuando no se tiene la oportunidad de hacerlo. Y hoy, las mesas chicas están ocupadas por hombres. 

Por otro lado, creo que, a veces, debemos dejar de ser tan prejuiciosas con otras mujeres. Noto que hay como una intención de apoyar, pero a la larga, nos atacan por cómo nos vestimos, por cómo hablamos o por cómo somos. Hoy se puede potenciar acompañando, respaldando y apoyando a otras mujeres para poder hacer crecer el cupo en un montón de espacios en donde siempre se nos lo ha negado, pero para eso tenemos que salir todas juntas

“Nuestro género y origen no deben determinar nuestro futuro. Es un camino difícil, pero si luchamos juntas y unidas, podremos alcanzar la igualdad”. 

Yendo hacia un tema más personal y en el que muchas chicas se pueden sentir identificadas. Tienes un pasado difícil, has tenido que afrontar obstáculos a una corta edad, ¿qué le dirías a todas las Evelina de hace unos años que no ven un horizonte claro u optimista?   

Yo diría que las situaciones generalmente en nuestro país son, un día estás bien y otro mal, hay que aprender a ser como el agua: ir metiéndose en todos los filtros para poder, de alguna manera, romper todo y avanzar. Hay que tener una firme convicción, saber cuáles son los objetivos que uno tiene y, en base a eso, darle para adelante, aunque toda la situación, la sociedad o quienes te quieran, te digan que no. Es, obviamente, un camino difícil, pero a veces injustamente nos toca estar en ciertos lugares y debemos ser responsables de salir de eso nosotros mismos.  
A veces uno elige sentirse víctima o responsable. Yo siempre elegí ser responsable, aunque me han pasado cosas que no merecía, siento que todo cambió en el momento que yo decidí ver las cosas de otra manera y pude avanzar en lo que quería.  
A todas esas “Evelina” les recomiendo que se enfoquen en sus objetivos para avanzar. 

“Creo que si a mí algo me hizo salir adelante fue ponerme el ‘no’ como un motivador y demostrarle a la gente que, si a alguien se le da una oportunidad, esa persona puede salir adelante”.  

Uno no suele pensar que su trabajo lo llevará a tener exposición mundial o reconocimiento por las personas más importantes. Hoy que ves hacia atrás y entre algunos de tus hitos está el cierre de una Asamblea de la Juventud de la ONU en Nueva York o la distinción de la BBC como una de las personas más influyentes, ¿reconoces el rol que tienes y cómo impactas en las nuevas generaciones?  

A veces no tomo consciencia de las cosas que hago porque me cuesta planificar. Hago lo que siento en el momento y genero muchas cosas a corto plazo que, por ahí, generan impacto a largo plazo o son la construcción de lo que después viene. La verdad, estoy muy feliz y orgullosa de los reconocimientos que tuve a mis 34 años. Son impensados. Muero de amor cuando veo nenas y nenes que cuando buscan un ejemplo de mujeres, me recortan a mi para la tarea. ¡No lo puedo creer! Eso me emociona mucho porque es un reconocimiento lindo de gente que ni conozco. 

Nunca tomo consciencia de lo que puedo generar. Solo hago las cosas porque me salen naturalmente y porque amo lo que hago. 

Elegida por la BBC como una de las 100 mujeres más inspiradoras e influyentes en el mundo 
Nombrada por The Economist como “Change Maker” 
Cerró la Asamblea de la ONU en New York y el W20 
Embajadora de Buena Voluntad de la Organización de los Estados Americanos por la equidad de género en el deporte 
Distinguida como “Entrepreneur of the Year Argentina” por EY  
Fundó la Asociación Femenina de Fútbol Argentino 
Lanzó su Biografía Alta Negra 
Mentora del Club Pachuca Tuzos  

Si tuvieses que definir lo que significa el deporte en tu vida, ¿cómo lo harías?  

El deporte en mi vida es mi trabajo, mi hobby, mi pasatiempo, mi formación y mis herramientas. El deporte es casi el 99% de mi vida. No es mi vida. Es una herramienta para potenciar y desarrollar otras cosas que me gustan  que serían imposibles sin el deporte. 

 ¿Cómo te ves de acá a 5 años?  

La verdad es que no sé, me cuesta verme de acá a una semana. Las personas que venimos de contextos difíciles, generalmente, estamos pensando qué va a pasar ahora y nos cuesta visualizar o proyectar porque las cosas que solucionamos son emergentes. La verdad, no sé. 

“Más importante que soñar, es hacer” 

Ping Pong  

Próxima meta: conocer las auroras boreales 
Un ejemplo a seguir: Nelson Mandela 
Una frase: The world is yours 
Un consejo que te dieron y darías: Que no me tome nada personal 
Un consejo que te dieron, pero no darías: Que sea más tranquila 

Evelina Cabrera | Entrenadora de fútbol, manager, coach deportivo y Cofundadora de la Asociación Femenina de Fútbol Argentino (AFFAR) 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here