En una entrevista con Constanza Bertorello, CEO de Pernod Ricard Southern Cone, conversamos sobre el techo de cristal, el compromiso de la organización con el Desarrollo Sostenible liderado por las Naciones Unidas y por qué la descentralización es un factor decisivo en la multinacional francesa de bebidas alcohólicas. 

De acuerdo a un estudio de McKinsey en 2020, sólo el 38% de los puestos directivos son ocupados por mujeres. Hace ya dos años te encuentras desempeñando un rol clave y de liderazgo en una multinacional. ¿Cómo crees que las mujeres que han logrado romper el famoso “techo de cristal”, como es tu caso, pueden motivar y aconsejar a las que aún se encuentran en ese camino y continúan enfrentando los obstáculos por el género? 

Yo creo que la diversidad y la igualdad de los colaboradores dentro del espacio de trabajo son factores clave para el desarrollo de la estrategia del negocio, quienes estamos en cargos directivos tenemos la obligación de crear ambientes de trabajo que reflejen nuestra sociedad, a nuestros consumidores y que reconozcan por lo tanto el valor que diferentes perspectivas y culturas agregan a la organización y al negocio. 

“Trato de compartir mi experiencia profesional y de vida con otras mujeres para generar consciencia, para que vean que se puede romper el techo de cristal si uno se lo propone, si nos transformamos en agentes de cambio, si nos animamos”. 

 En Pernod Ricard capacitamos a los distintos niveles de la organización para generar consciencia y reducir sesgos inconscientes, incorporamos beneficios que aportan una mayor flexibilidad como el home office (antes de la pandemia), flex-time, licencia por paternidad extendida, licencia por abuelazgo, y estamos trabajando muy enfocados para asegurar el pago igualitario. El Grupo Pernod Ricard a nivel global asumió el compromiso de asegurar la igualdad en la compensación de hombres y mujeres que desempeñen el mismo rol. Iniciamos un análisis con Mercer a nivel global y en Argentina tenemos un gap de 0,6%, inferior al 1% que Mercer establece como benchmark positivo. 

También contamos con indicadores precisos y ambiciosos para alcanzar un buen balance de género en la organización y en particular en el top management. No solo trabajamos en el proceso de selección para asegurar que ingresen mujeres a los equipos que están más desbalanceados, sino que también hacemos foco en el desarrollo de las mujeres talentosas para que puedan asumir posiciones de liderazgo. Este año, el 56% de los ingresos fueron mujeres e incrementamos la representatividad de mujeres en el Comité de Dirección del 17% al 33%. 

En línea con esto, este año Absolut Vodka lanzó su campaña “Transparente, nunca invisible” para afirmar su compromiso con la diversidad e igualdad de género. ¿Qué acciones están llevando adelante internamente que fomenten estas causas?  

En enero 2020 nos adherimos a los Women Empowerment Principles de Naciones Unidas para apoyar el avance de igualdad de hombres y mujeres, y sumar la mirada experta para acelerar el alcance de nuestra ambición. Nos comprometimos a cumplir los Principios WEP´s (Empoderamiento de las Mujeres) para cerrar la brecha laboral de género y alinear nuestras políticas para contribuir con el avance de la igualdad entre hombres y mujeres. 

Con Absolut Vodka, hacemos uso del privilegio de la comunicación para dar voz a los géneros en todas sus dimensiones y con todas sus capacidades, buscamos construir un mundo más diverso cuestionando estereotipos, motivando diálogos, instigando y abriendo debates sobre el tema.  

“Queremos construir puentes de aceptación, tolerancia y comprensión de los géneros. Como marca tenemos una responsabilidad social: construir un mundo mejor para todas las personas y es por eso que decidimos mostrar y visibilizar a personas diversas, con todas sus individualidades que las hacen únicas. Una sociedad inclusiva y empática es una sociedad más justa”. Adriel Labbé, Director de Marketing de Pernod Ricard Argentina, Uruguay & Paraguay. 

Desde mi rol actual, apoyo las acciones de las distintas áreas de la compañía: desde impulsar las políticas de recursos humanos orientadas a generar ambientes inclusivos, a trabajar con el equipo de marketing para captar la mirada de las consumidoras sobre nuestros productos. Un buen ejemplo de esto es lo que logramos con el lanzamiento de Mumm Leger en donde pudimos hablarle directamente a las mujeres: un espumante fresco, rico, liviano con un dulzor justo apuntando específicamente a mujeres que eran rechazadoras del clásico espumante y solo levantaban la copa para brindar, para después dejarlo.  

Otro ejemplo desde las marcas es la disrupción que generamos con la marca Jameson en el consumo de las Mujeres, cuando el whiskey era solo cosa de hombres, aumentando los ratios de consumo y de venta en ese target como estrategia de marca iniciadora de consumo de whiskey. Un whiskey más suave por ser triplemente destilado, y con un drink strategy definido con gaseosa lima-limón, con una comunicación específica al target con influencers y embajadoras de marca mujeres.  

“Desde hace 40 años que como marca tenemos en nuestra agenda anual hablar sobre diversidad y desarrollo de las personas”. 

Desde los comienzos Pernod Ricard está involucrado en la Sostenibilidad y se encuentran alineados a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas para el 2030. ¿Nos contarías qué acciones llevan a cabo hoy en día para aportar en este campo?   

Pernod Ricard lanzó su hoja de ruta a 2030 en materia de Sostenibilidad y Responsabilidad como parte del plan estratégico del Grupo denominado “Transformar y Acelerar”. Esta hoja de ruta establece 8 objetivos ambiciosos y concretos para 2030 en apoyo de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS). El Grupo está adoptando medidas de gran impacto para abordar tanto los aspectos medioambientales, y preservar la tierra de la que proceden sus productos, como la responsabilidad social empresarial, especialmente para avanzar en la lucha contra el consumo excesivo de alcohol. 

Desde su fundación, Pernod Ricard ha contemplado a la sostenibilidad como propósito fundamental. El fundador del Grupo, Paul Ricard, fundó el Instituto Oceanográfico Paul Ricard hace más de 50 años, que sigue siendo fundamental para fomentar la preservación de los océanos. El Grupo y sus marcas han emprendido numerosas acciones (como el concurso Chivas Venture y la asociación de Absolut Elyx con Water for People) y, desde 2010, ha hecho grandes avances hacia el logro de sus objetivos medioambientales para 2020.  

En los últimos años, el 93% de sus plantas de producción obtuvieron la certificación ISO 14001 y el 95% de sus viñedos la certificación medioambiental. Además, el Grupo redujo su consumo de agua por litro de alcohol en un 20%, sus emisiones de carbono en un 30% por unidad de producción y sus residuos de 10.253 toneladas a un total de 748 toneladas en vertedero. 

En función de estos logros alcanzados, los nuevos compromisos de Sostenibilidad y Responsabilidad se basan en cuatro áreas clave: nutrir la tierra, valorar a las personas, la producción circular y el convertirse en anfitriones responsables. Su objetivo es encontrar soluciones a algunos de los principales problemas que enfrentan el Grupo y el mundo, como el cambio climático, los derechos humanos y la gestión de los residuos. Cada eje incluye objetivos con indicadores para asegurar que se supervise el progreso. 

Desde tu rol, ¿consideras que la cultura organizacional de Pernod Ricard impactó la forma de transición en esta “nueva normalidad”?  

Estamos transitando un momento muy especial en el que la vida tal como la conocíamos está en pausa y todo se está resignificando. La forma en que socializamos y nos conectamos entre nosotros ha cambiado mucho, por ende, la activación de nuestras marcas en este contexto debió ser revisada y adaptada a las nuevas reglas. 

En Pernod Ricard Argentina veníamos trabajando previo a la pandemia en un proceso de transformación de nuestro modelo de negocio, cambiando nuestra forma de trabajo y ganando agilidad. Por lo tanto la pandemia nos sorprendió en este proceso de transformación y si bien al principio fuimos cautos porque no sabíamos lo que traía, al poco tiempo aprovechamos la incertidumbre para acelerar el proceso en el que estábamos

Aprovechamos para desarrollar nuevas plataformas de experiencia y canales de venta en este contexto, y fue posible gracias al trabajo de todos nuestros colaboradores que pese a las adversidades se mostraron resilientes y comprometidos.  

El mayor caso de éxito que tuvimos durante la cuarentena fue el lanzamiento de Mumm Leger, una novedosa plataforma dentro del portafolio de Mumm. Se trata de una propuesta totalmente diferente en el mundo de las burbujas; un producto innovador por lo liviano, de baja graduación alcohólica, rico, refrescante y con un dulzor natural (sin azúcar agregada); con un packaging disruptivo y sustentable.  

¿Qué actividades realizan entre los equipos de trabajo para mantener la sinergia teniendo en cuenta que dependen de una estrategia global pero al mismo tiempo que cada país tiene una situación diferente? 

Nuestra organización está basada en un principio fundamental que es la descentralización. Somos más de 80 subsidiarias alrededor del mundo, una gran ventaja que nos permite tomar decisiones con autonomía, pensadas a la medida de nuestros consumidores porque construimos las estrategias cerca de los mercados.   
 
“Tenemos 85 filiales directas repartidas por el mundo, lo que constituye una auténtica ventaja competitiva, que nos permite tomar decisiones lo más  cerca posible de los consumidores y de las marcas. Cada entidad está dirigida como un centro de beneficios dotado de una amplia autonomía, siendo nuestras filiales locales las encargadas de obtener unos resultados que se ajusten a la estrategia definida”. Pernod Ricard 
 
La “golden rule” para nosotros es mantener un diálogo fluido entre los Headquarters, Brand Owners y las Market Companies (como nosotros, desde Argentina).  

El mindset de Pernod Ricard está basado en 3 valores:  
Espíritu emprendedor 
Confianza mutua 
Sentido ético 

Pernod Ricard en cifras: 
17 marcas dentro del TOP 100 impact 
19,000 colaboradores 
+85 nacionalidades representadas   
86 filiales directas en el mundo 
96 plantas de producción 

Si hay algo que hemos aprendido es que lo único constante es el cambio, basándonos en eso ¿qué podemos esperar de Pernod Ricard para lo que resta del 2021?   

Continuaremos trabajando en la construcción de un modelo de negocio ágil y sustentable que nos permita anticiparnos a los ciclos económicos y transformarnos frente a las crisis; continuaremos desarrollando nuestras marcas estratégicas en los 4 mercados que tenemos a cargo y trabajaremos incansablemente para modelar una cultura organizacional diversa, colaborativa, convivial y 100% orientada al consumidor.  

94% de los colaboradores respaldan los valores del Grupo  
86% de los colaboradores piensan que la convivialidad es una realidad en la organización 
87% de los colaboradores recomiendan Pernod Ricard como un buen lugar de trabajo 
92% de los colaboradores se sienten cómodos actuando como representantes del Grupo 

Ping Pong  
Un sueño: Ver a mis hijos felices y encaminados en sus sueños  
Lugar en el mundo: Vail, Colorado 
Un mantra:  Esforzarme todos los días parano dejar de ver la luz al final del túnel 
Una virtud: La constancia 
Un ejemplo a seguir: Mis padres 

Constanza Bertorello | CEO Pernod Ricard Southern Cone

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here