Teresa Bustos, directora Factoría Airbus Illescas, nos compartió cuáles son los desafíos que enfrentan y cómo los valores y la cultura de servicio y propósito ha incrementado el nivel de compromiso en los colaboradores. 

Por Julieta Cumbo  

¿Quién es Teresa Busto y qué te motiva? Conocemos mucho de ti por las redes sociales o por tu hermosa carrera profesional, pero qué le puedes contar a Rocking Talent, aquellas cosas que no se ven en las redes.  

Soy hija, mi madre es el pilar de mi vida, siempre la menciono porque me quedé sin padre muy joven, a los 17 años. En España no era muy normal que las mujeres salieran para adelante y que estudiaran una carrera masculina, nunca he dejado de tener apoyo de ella y gracias a mi madre he llegado a donde quería llegar porque siempre conté con su apoyo. Entonces mi primera definición es que soy hija. 

Soy madre, tengo dos hijos y mis hijos son los que mi marido y yo siempre hemos querido que sean: buenas personas, con valores.  

Si tienes valores claros puedes llegar a donde quieras, después la formación es importante. 

Lo tercero, soy esposa. Estoy casada hace muchos años con la misma persona, pero para mí es muy importante porque todo lo que he logrado ha sido de a dos.  

Soy mujer, me encanta ser mujer, me levanto todos los días en la mañana y me digo: qué pedazo de mujer, me miro y me gusto. Me siento fuerte, potente, realizada. Ser mujer es muy importante. 

Soy trabajadora del metal, la industria del metal. Soy directora de una factoría increíble, soy vicepresidente de Airbus y MBA por el Instituto de empresas, profesora, doy clases, charlas de competencias de organización de empresas y también técnicas.  

He estado en más de 150 países en el mundo, soy una mujer de viajes. Desde que soy joven siempre he viajado. He pasado mucho tiempo en África, para aprender de otras culturas. He escalado, montado en moto, en coche, todo lo que me decían: tú no puedes, yo decía: YO PUEDO. Me motiva mucho el reto, todo lo que es un reto lo intento hacer.  

He hecho muchas cosas que me han gustado mucho, me gustan los motores, los coches, cuanta más potencia, más me gusta.  

A lo largo de tu camino, tienes varios Premios y Awards: 
– 2016: Premio a la mujer con mejor trayectoria profesional en el sector aeronáutico (Mujer y Aeronáutica). 

– 2017: Premio a la mejor Directiva de Castilla la Mancha (Tribuna de Toledo). 

– 2018: Premio a la mejor Carrera Profesional de Castilla la Mancha. 

– 2019: Premio YODONA a la mejor directiva 

– 2019: Premio Evap a la Diversidad 

 -2019: Top 500 mujeres más influyentes en España (El Mundo) 

– 2019 Top 100 mujeres en España 

¿Qué piensas de esto? ¿Qué valor y significado tiene para ti estos reconocimientos y premios? 

Me los merezco. Si te dan un premio es porque te lo mereces, yo me lo merezco. He trabajado mucho, he sido muy pionera y ese romper el hielo cuesta mucho trabajo y esfuerzo. He recibido premios de diversidad, porque en la factoría tenemos un 50% en capas directivas. Yo no he visto ninguna fábrica de producción que tenga esos números.  

Son un reconocimiento ya no para mí, sino para la causa por las que he trabajado tanto tiempo y es por la igualdad. Todos deberíamos estar haciendo lo que queremos hacer y eso no es lo que está pasando, todavía hay muchos techos de cristal que hay que romper.  

Detrás de cada premio, hay mucho trabajo duro y esfuerzo. 

Eres directora de la Fábrica de Airbus Comercial en Illescas donde trabajan unas mil personas, además, Miembro del Comité Ejecutivo de Airbus Operaciones en España, presidenta de la Women Network de Airbus en España. ¿Cuáles son los desafíos de Airbus para el segundo semestre 2021 y cuáles son tus desafíos personales?  

Pasé por delante de Airbus (antes se llamaba CASA), cuando pasé por la puerta con mi coche a toda velocidad, ocurrió algo interesante: aterrizó un avión.  

Fue espectacular para mí, dije: aquí tengo que trabajar. 

Escribí en papel (no había ordenadores) una solicitud, la mandé por correo, pasaron 4 meses, nadie me llamó, decidí llamar yo y nadie me atendía, llamé unas 400 veces. Hasta que me atendieron.  

Tenía 24 años y les consulté por qué no me habían llamado, pensé que habían perdido mi solicitud. Me respondieron que ellos no perdían documentación, que eran una empresa seria y les consulté el motivo por el cual aún no me habían llamado. Efectivamente me dijeron que habían encontrado mis papeles y que me iban a llamar a los días. ¡Lo hicieron! Fui a la entrevista. Me hicieron varias preguntas técnicas, claro, yo era ingeniera industrial de motores, entonces no pude responder y les dije la verdad, no puedo responder ni una sola palabra de máquinas.  

Entonces me fui a mi casa, pensé que no me iban a llamar porque muchas cosas no pude responder. Para mi sorpresa, me llamaron, les consulté por qué me habían llamado: porque nos ha dicho la verdad, por eso la hemos seleccionado. 

Hay tres cosas que me definen: Pasión, motivación y muevo montañas. Desde el día que llegué hasta el día de hoy no he parado de mover montañas. 

Hubo un momento, en el que me di cuenta de que yo no ascendía y los compañeros que habían ingresado conmigo todos iban ascendiendo. Ahí me di cuenta del poder de las redes de conexión. Ellos iban creciendo porque conocían a un amigo o conocido. 

Entonces tuve que ir a comunicar y empecé a postularme en diferentes posiciones y de a poquito empecé a escalar. Así creé la primera red de mujeres. En ese momento éramos solo el 4% en posiciones de liderazgo, hoy en el global de Airbus tenemos un 20% de mujeres y en la fábrica que dirijo yo un 50%. Es muy importante lo que hacen las redes de conexión, empezamos a hacer visibles a las mujeres. 

Hice toda mi carrera en Airbus, comencé en producción, luego me fui a ingeniería y así moviéndome mucho. Uno de los hitos más importantes fue el desarrollo del Airbus350, pues ya era una referente en la parte técnica, en máquinas. Sabía todo, además de tener experiencia en liderar equipos. Me llamó mi jefe alemán y me dijo: te necesitamos. Queremos que seas la vicepresidenta del desarrollo del avión. Era una oportunidad.  

Mi marido también tenía un puesto directivo, tengo dos hijos y tuve que irme 5 años a Tuluz, iba de lunes a viernes y fui feliz. Mi familia aceptó el reto y disfrutamos ese desafío como familia. 

Lo primero que hice al llegar a la fábrica fue presentarme uno por uno. Les di la oportunidad de conocerlos y que me conozcan. Tardé 15 días en conocerlos, saludé uno a uno a 1500 operarios. 

Lo segundo que hice fue bajar mi oficina del segundo piso al taller. Puse mi mesa a la mitad del taller, le saqué una foto y se las mandé a todo el comité ejecutivo con un email diciendo: “muchísimas gracias por haberme nombrado directora de la factoria, les mando una foto con mi oficina que es la más grande de todo Airbus”. 

Lo tercero fue hacer las reuniones en el taller, en vez de estar sentados en la oficina, íbamos al taller a realizar las reuniones. Intenté invertir la pirámide, para no tener el foco en las oficinas y los directores, sino en el taller y las personas.  

Luego hice una misión, visión, estrategia, la comunicamos; le pedí que todos los colaboradores que me digan si estaban de acuerdo, estaban todos de acuerdo y avanzamos. 

¿Cuáles son los valores y competencias fundamentales por los que velan en la organización?  

Cuando tu piensas una estrategia, lo primero que tienes que hacer es pensar sobre qué valores vas a edificar esa estrategia. Los valores son fundamentales. Sin esos valores no eres nada, respecto, compromiso, la palabra, somos un equipo, lo primero es la gente, sin ese parámetro de trabajo se hace difícil.  

Tú no puedes poner una maquina en marcha sin que esa red de valores sea la base para poder hacerlo. 

Airbus va cambiando los valores, hay 200/300 valores. Dependiendo la época vas eligiendo los valores más característicos según el momento, por ejemplo, en el momento en que estamos en una crisis: nos tenemos que sacrificar unos por otro y tienes que acordarlos con el equipo. Dentro de la gama de valores que puedes tener, tienes que reforzar ciertos valores.  

Nosotros cada año acordamos los valores que vamos a reforzar en las personas, por ejemplo: somos un equipo, nos apoyamos unos a otros, si fallamos o nos equivocamos no importa, somos transparentes, decimos la verdad.  

Hay algo muy interesante que me ocurrió cuando llegué a la factoría, le pregunté a las personas qué hacían, cuál era su objetivo. Cada uno me dijo su objetivo: yo abro la puerta, yo hago documentos, yo toco el botón de esta máquina, yo fundo metales, me sorprendió que nadie me respondió que hacían piezas de calidad. Ahora si vuelves a la fábrica todos te van a responder con un mismo objetivo, desde el señor que abre la puerta, hasta el que está en las máquinas. 

Yo soy líder, líder de un equipo, hago estrategia y llevo a las personas a ese lugar en el que ni ellos saben que pueden llegar.  

La motivación de saber por qué trabajas es fundamental.  

¿Cuáles son los desafíos que tiene por delante Airbus?  

El desafío más grande, es que nuestra empresa sea sostenible, entendemos que no podemos seguir contaminando. Vendemos más y hemos mantenido el nivel de contaminación, pero no es suficiente. Tenemos el compromiso de descarbonizar los aviones.  

Algunos consejos para las nuevas generaciones que están saliendo en búsqueda de nuevas oportunidades. 

A los jóvenes lo que me gustaría decirles es que, si quieren, pueden. Si no van, no han ido. 

Siempre que tengan un sueño, tienen que intentar conseguirlo. Probarlo, intentarlo, con esfuerzo. Porque tarde o temprano todos reciben lo que se merecen. 

En un momento de mi vida hice un cambio en mi casa, puse un espejo muy grande en el baño. Todas las mañanas cuando me levanto (lo digo sinceramente) me digo: yo soy una bomba, increíble, no me para nada. Puedo con todo. Mi vida tiene que aportar valor. Mi día tiene que valer la pena.  

Todos, a pesar de la edad que tengan, tienen que mirarse al espejo y saber que valen.   

De un problema muy grande siempre nacen nuevas oportunidades. Hay que buscar esas oportunidades. Siempre un problema origina nuevas oportunidades. Hoy el mundo está en crisis, pero llegan las oportunidades.  

Teresa Busto | VP Airbus Group / Directora Factoría Airbus Illescas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here