Empatía, escucha activa y aprendizaje constante son algunas de las claves que en estos tiempos han ganado más protagonismo que nunca. Fernando López Iervasi, General Manager de Microsoft Argentina, nos compartió 
cómo fue asumir un nuevo rol en un contexto de incertidumbre, las proyecciones de la relación tecnología-sociedad y la misión de Microsoft como organización 
y como plataforma cumplidora de propósitos. 

·       Asumir un nuevo rol siempre es un desafío, pero esta vez tuvo un ingrediente extra y es que fue hecho en el medio de un escenario mundial poco común ¿cómo viviste esto desde el punto personal y profesional?   

Viví con mucha energía y entusiasmo asumir este rol para el cual me venía preparando desde hace un tiempo. El contexto en el que estamos, trabajando completamente remotos le sumó un desafío extra en el cual la empatía es fundamental para el liderazgo del equipo, para mantenernos cerca, a salvo y a la vez pensar en grande en términos de lo que podemos hacer y el impacto positivo que podemos generar en el país con nuestras iniciativas. Estamos todos trabajando desde nuestras casas, en mi caso con mi familia cerca en un contexto de pandemia, que no es lo mismo que hacer trabajo remoto.  Desde ese aspecto trabajé mucho para escuchar a todo el equipo y sus necesidades. Liderar desde la escucha y la empatía, desaprendiendo de herramientas clásicas del pasado a la hora de comenzar a liderar un nuevo equipo y construyendo desde la nueva realidad. 

– Fernando López Iervasi fue designado como General Manager de Microsoft Argentina en julio de 2020. 
– Tiene más de 20 años de trayectoria internacional y experiencia en empresas de primer nivel como Unilever, Carrefour, Philips y Google. 
– Estudió Ingeniería Industrial en la Universidad de Buenos Aires y realizó un MBA en la Escuela de Estudios Superiores de Comercio de París. 

·       Nos contarías tu recorrido ¿qué te llevó hoy a desempeñar la posición que en la que te encuentras?  

Lo primero que agradezco de mi experiencia profesional es la posibilidad en estos poco más 20 años de conducir equipos muy diversos e integrar esa diversidad con inclusión. Aprendí mucho de vivir, estudiar y trabajar en distintos países liderando personas de diversas nacionalidades, recorridos y funciones, esto me ha permitido adoptar una visión en la que los puntos de vista diversos, para la concepción de los equipos es crucial, y cuando hablo de este tema me refiero a género, nacionalidad, a formas de pensar, formación, edad, etc. Es muy distinto el efecto en las personas al expresar la misma frase en Holanda, en Irlanda, en Brasil o en Francia. Es muy notorio cómo se enriquece el trabajo, se nutren los equipos cuando nos permitimos escuchar a otro; abrir una nueva perspectiva para llegar con mejores propuestas a nuestros clientes y a la comunidad. En este recorrido sumé experiencia en empresas líderes en diversos tipos de industrias como consumo masivo, retail y tecnología. Eso también me ayudó a pensar desde ángulos diferentes el negocio y los desafíos a abordar.  

Destacaría también que logré trabajar con líderes con perspectivas únicas, de las 15 personas que me lideraron en estos 22 años de trayectoria, hay 7 nacionalidades y culturas representadas, 4 continentes y una variedad de backgrounds académicos, funcionales y de diversidad cultural que me hacen ser muy agradecido – de hecho, sigo en contacto con todas las personas. 

Antes de asumir como Gerente General, ocupé el rol en Microsoft Argentina como Director de Negocios y Grandes Empresas, yo venía de un negocio diferente y conocí de cerca la necesidad de transformación digital de grandes empresas con mucho impacto en el país y los colaboradores que trabajan para ellas. La tecnología con todo su potencial para transformar los negocios y cambiar desde ahí la experiencia de los usuarios radicalmente.  La tecnología me apasiona desde siempre y sobre todo el impacto positivo que genera en cada organización, en la vida de las personas, en la posibilidad de derribar barreras y también en que nos puede ayudar a resolver algunos de los grandes problemas que como sociedad estamos enfrentando. Encontré en esta organización la posibilidad de unir este propósito personal con la misión de Microsoft como compañía.   

·     ¿Cuál crees que es el mayor desafío de la Argentina a nivel tecnológico y  profesional?  

Este contexto nos mostró que las empresas que adoptaron tecnología son más resilientes para afrontar crisis, entornos desafiantes y cambiantes. Hoy todas las empresas para poder pensar en largo plazo deben adoptar el paradigma de la intensidad tecnológica, esto es poder incorporar la mejor tecnología de manera rápida y capacitar a sus colaboradores en nuevas habilidades, y hacer todo esto de manera simple.    

Creo que este es uno de los mayores desafíos que tenemos por delante. También impacta a las personas, tanto a quienes están por entrar al mercado laboral, como quienes ya se encuentran trabajando. Por eso es crucial que todos podamos capacitarnos en tecnología, entrenarnos y re-entrenarnos, para adquirir capacidades digitales necesarias para el mundo que viene y generar más oportunidades para todos.   

Cuando pienso en el mundo que viene, también pienso en hoy, el punto de inflexión se está dando ahora. Con la incorporación de esta mentalidad tecnológica, las empresas y las personas, estarán mejor preparadas, podrán crecer más y ser protagonistas de la reconversión económica.  

Hoy tenemos muchos ejemplos de empresas grandes y pymes que han entendido este nuevo paradigma y están llevando adelante su transformación digital. Un ejemplo muy claro es el de Papelera Bariloche que tenía el desafío de que sus pequeños clientes, librerías en todo el país que no contaban con catálogos digitales ni tenían plataformas para pasarse al e-commerce, durante el contexto de aislamiento pudieran seguir vendiendo. La solución para ellos fue hacerlo a través de la plataforma de nuestro socio Aleph CRM, generando catálogos online y la posibilidad de conectar a todos con los marketplace de Mercado Libre, Glovo, etc. digitalizándose y permitiendo que toda su red de negocios minoristas pueda reconvertirse. 

 Otro ejemplo, que habla de los beneficios de empoderar a los colaboradores, es Vittal emergencias, que mudó el 50% del callcenter hacia la atención virtual y en apenas 48hs implementaron más de 100 usuarios administrativos. Triplicaron la cantidad de usuarios de Microsoft Teams que es la herramienta que eligieron para trabajar de manera remota. La usan para comunicarse, y la adopción fue muy natural.   

·       Sabiendo que la misión de Microsoft es capacitar a todas las personas y organizaciones del planeta para que puedan lograr más. Desde tu posición ¿cómo empoderas a tu equipo y a aquellas personas que lideras?  

La misión de Microsoft es empoderar a todas las personas y organizaciones del planeta a lograr más.  Hace más de 40 años cuando Bill Gates y Paul Allen fundaron la compañía tenían un sueño, el de llevar una computadora a cada hogar. Hoy ese sueño sigue vigente a través de nuestra misión y lo llevamos a la práctica todos los días a través de soluciones de tecnología que ayudan a resolver los desafíos de las personas y de las organizaciones. 

Para generar un mayor impacto de nuestra misión en la comunidad donde operamos, desde mi lugar como líder de la subsidiaria promuevo que las personas puedan conectar su pasión con el propósito de la compañía, como yo lo hago. Para cada uno será de una manera diferente, sólo de esta forma Microsoft puede ser un motor de crecimiento para nuestros clientes, socios y para nosotros mismos, entendiendo que trabajamos para un fin más grande que estrictamente el propio puesto que ocupamos. Cuando invitamos a las personas que trabajan en Microsoft a descubrir su propósito, las invitamos a pensar en cómo la organización puede ser la plataforma para realizarlo. Y si esas dos cosas se dan, la persona entiende su propósito y lo conecta con Microsoft siendo la plataforma para realizarlo, entonces se crea un círculo mágico y virtuoso

Así es como conformamos un gran equipo que trabaja colectivamente. 

·       Cada vez estamos en un contexto más tecnológico y automatizado. Hace unos años Harry Schum, ex Executive VP de Microsoft, afirmó que no se trata de que las computadoras reemplacen a los humanos sino de utilizar la tecnología para permitir a la gente hacer las cosas de manera mejor y más fácil. ¿Cómo piensas que parte de la sociedad podría amigarse con la realidad de que la tecnología, la innovación y las máquinas en realidad aportan a la vida del ciudadano y tienen el objetivo de hacerla más fácil?  

Históricamente, cada vez que enfrentamos nuevos desafíos, ya sea la necesidad de alimentar a una población en crecimiento o el deseo de cruzar un océano, creamos nuevas tecnologías para ayudarnos a resolver esos problemas. Con el tiempo, estas novedades llevan a más progreso y se crea un ciclo continuo de innovación.  

Hoy estamos ante un momento histórico en el que la inteligencia artificial representa el cambio tecnológico más importante para los próximos años y es parte del ciclo de innovación. Somos la primera generación que habilita computadoras inteligentes para toma de decisiones que hasta ahora sólo tomaban las personas.   

Esto tiene un enorme potencial, pero también implica muchos desafíos.  Uno de esos desafíos tiene que ver con que las personas nos capacitemos y nos reentrenemos en nuevas habilidades. La tecnología sin dudas que va a automatizar algunas tareas, que nos va a permitir poder ocupar el tiempo en generar valor sobre nuestro trabajo y ser más productivos. Y también va a generar otros puestos.   

Yo creo que para que la sociedad abrace la transformación, tiene que ver a la inteligencia artificial como la tecnología que potencia las capacidades que tenemos como humanos y que los dos elementos juntos, humanos y máquinas; van a ser capaces de resolver los mayores desafíos de la humanidad.  

·       Siguiendo con esta línea, entendemos que, si bien algunas industrias o productos estaban creciendo progresivamente a un nivel estable, hubo algunos que dieron un salto importante a partir del COVID-19 y el distanciamiento social. Por ejemplo, con la herramienta de Teams. ¿Nos contarías como supieron adaptarse rápidamente a la demanda del mercado, enfocar tiempo, recursos y energía en esta clase de productos para finalmente satisfacer a los usuarios u mejor aún, mejorarlos semana a semana?  

La pandemia nos puso ante un contexto en el que vivimos una transformación de dos años en dos meses. Tuvimos que trabajar muy rápido junto con nuestro ecosistema de socios de negocios quienes supieron acompañar a cada cliente en su acelerada transformación. Lo que hizo este contexto es acelerar un proceso que ya se venía dando con la tendencia de la Cuarta Revolución Industrial.   

Desde hace un tiempo en Microsoft reorientamos nuestro modo de trabajar y nuestro enfoque, pasamos de desarrollar productos a diseñar experiencias tecnológicas. También nosotros adoptamos el paradigma de intensidad tecnológica y nos propusimos aprender más, esto junto con una mentalidad de crecimiento constante que es central en nuestra cultura como organización. De esta manera impulsamos a los equipos a capacitarse en temas técnicos, independientemente de los roles todos tenemos mucho por aprender, y nos declaramos como una compañía que pasó de saberlo todo a aprenderlo todo. Este cambio cultural que ya habíamos hecho nos permitió hoy tener equipos ágiles capaces de adaptarse a contextos cambiantes. 

También el sentido de propósito, en un contexto crítico como el que nos impuso el COVID-19, nuestros colaboradores y también toda nuestra red extendida conformada por nuestro ecosistema de negocios salimos rápidamente a apoyar a los clientes para poder continuar sus operaciones de manera remota.  Actuamos en cierta forma como rescatistas digitales, en un momento crítico para todas las organizaciones.  

·       En la mayoría de las organizaciones las proyecciones se pausaron o tomaron un rumbo totalmente diferente. Desde tu posición ¿cuál es la proyección que tienen ya que la industria de la tecnología es una de las que tuvo que acelerar sus procesos y acciones en tiempo récord?   

Más que nunca los clientes y socios me llaman para ayudar a repensar sus nuevas realidades, sienten que tenemos un punto de vista muy relevante. Estamos transitando un ciclo de respuesta y recuperación. Desde Microsoft estuvimos ahí en el primer momento para ayudar a nuestros clientes a dar respuesta, como señalaba antes. Por ejemplo, para ir hacia el teletrabajo cuidando a sus empleados y poder seguir operando. Luego trabajamos para acompañar en cómo se iban a acercar a sus clientes, conectando de otra manera. Muchos clientes también están reinventándose, todo al mismo tiempo como parte de la aceleración de la transformación y de la crisis.  

Hace 28 años que operamos en el país y nuestro compromiso está puesto en seguir ayudando a nuestros clientes en su transformación digital a través de la nube y de la inteligencia artificial, profundizada en este contexto desafiante. También en acompañarlos a poder pensar más allá de la coyuntura, poder proyectarse a largo plazo repensando sus procesos de negocios y su oferta de productos y servicios, para acompañar el entorno cambiante sin perder competitividad. Mi opinión es que hoy no se trata más de tecnología sino de lo que la tecnología puede habilitar, empoderar y agilizar

·    ¿Qué le dirías a las generaciones más jóvenes que viven un escenario de constante cambio a nivel laboral?   

La clave está en el aprendizaje constante, en ser curiosos, en capacitarse, reentrenarse y para los que se animen a tomar riesgos. Yo soy una persona que me impuse y me impongo retos personales fuertes, que rompo con lo que se y abrazo mi deseo de ir por lo nuevo, ya sean países, empresas, personas de las que aprender. Adquirir habilidades digitales dentro de la especialización de cada uno, preguntarse cómo la tecnología puede ayudar a hacer mejor las tareas, y no perder jamás la esencia de lo humano.   

El entorno cambia a una velocidad enorme, por eso como profesionales tenemos que ser flexibles y trabajar en nuestras capacidades. 

Ping Pong   
Una película: Medianoche en Paris de Woddy Allen 
Un libro: La Ignorancia de Milan Kundera 
Un ejemplo a seguir: mi papá Horacio y mi mamá Ana 
Una palabra/frase que te define: alegría infinita 
Un recuerdo: mis torneos infantiles de Ajedrez, en particular la partida final del metropolitano rodeado de mucha gente en el tablero uno (tablas) 
Un hobby: viajar a la Patagonia 

FERNANDO LÓPEZ IERVASIGeneral Manager Microsoft Argentina 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here