pemasys


Diego González es CEO y fundador de PEMASYS (People Management System), un software de RR.HH. especialmente diseñado para la gestión y administración de procesos de selección y reclutamiento digital. 

En esta entrevista nos cuenta sobre los desafíos y oportunidades de haber creado una plataforma tan especializada para la gestión del talento. 

¿Cómo pasaste de ser reclutador a emprendedor en tecnología? 

Después de varios años en relación de dependencia en distintas empresas, vi la oportunidad de convertirme en consultor de RR.HH. En 2004 renuncié a mi trabajo y fundé la consultora NovaSearch, que hoy en día y luego de 16 años continúa brindando servicios de reclutamiento y selección a más de 65 empresas, tanto nacionales como multinacionales.

En el camino me encontré con distintas necesidades a la hora de brindar nuestros servicios, lo que me llevó a jugar un poco con la tecnología que estaba disponible en ese entonces, sobre todo para automatización de tareas y screening de candidatos.  
 
Empecé a diseñar distintos informes innovadores para ese momento, orientados a mostrar cómo hacíamos nuestro trabajo con el foco puesto en el funnel tracking de los candidatos. Se los presentaba a mis clientes y nos empezaron a pedir la herramienta con la que lo hacíamos, que en realidad era un Excel. Así descubrimos una oportunidad para implementar tecnología. 

¿Cómo surgió la idea? 

Viendo el interés de nuestros clientes por los informes que generábamos, empezamos a pensar en un software que ayudara a las empresas a administrar y gestionar todos sus avisos, procesos de selección y candidatos. 

En 2011 decidí invertir en el desarrollo del software y llevó más de dos años terminarlo. Si bien el proceso estuvo muy bueno, también fue un error demorar tanto y no lanzar antes un MVP (Minimum Value Product) ya que para cuando estaba hecho me había quedado sin fuerza y sin fondos para salir al mercado.  

Empecé entonces a buscar un comprador y por suerte, después de meses de negociaciones, fue adquirido por un grupo inversor que entre su porfolio tenía un sitio de empleos. 

Luego, en 2014, compramos el sitio de empleos PortalRH y sobre él comenzamos a incorporar nueva tecnología. Terminamos haciendo una versión más completa de esa plataforma y así fue como en 2016 lanzamos PEMASYS con funcionalidades muy específicas para resolver los principales problemas de gestión tanto de grandes empresas como PyMES y consultoras de RR.HH.  

Seguimos creciendo hasta llegar a nuestra plataforma de hoy, la cual aplica algoritmos de MatchingMachine Learning, Inteligencia Artificial, Chatbot y Ranking de candidatos, colaborando con las empresas no solo en la difusión de sus vacantes, sino también en la gestión end to end de todo el proceso de selección.  

¿Cómo impacta esta tecnología en los procesos de selección? 

Mejoramos la performance y tiempos del recruiter porque no tiene que ocuparse de cuestiones operativas que quedan automatizadas. Ayudamos recopilando más información de los candidatos a partir del screening automático y como resultado obtenemos rankings y estadísticas. A su vez contamos con un asistente virtual para ayudar al reclutador a coordinar las entrevistas. 
 
En resumen, el reclutador se ocupa de publicar la vacante y entrevistar a los mejores candidatos, mientras que de todo el resto se encarga PEMASYS. De esta forma, se logra reducir un 76% el tiempo operativo y mejorar más de un 80% la productividad. 
 
Otro de los parámetros que nos sirvió para medir el impacto de lo que hace PEMASYS  es que al sacarle el trabajo operativo al reclutador, se logró duplicar su tasa de entrevistas por día. No le sacamos trabajo a los reclutadores, al contrario, le sacamos tareas operativas para que pueda enfocarse en entregar valor desde lo personal en la entrevista y la evaluación. Tener más tiempo para dedicarse a entrevistar y contactar con candidatos humaniza los procesos de selección. 

¿Cómo lograron el software que es hoy? 

Es 100% a prueba y error. Al principio implementamos un montón de funcionalidades que quizás llevaron mucho trabajo hacerlas, pero que después en la práctica nadie las usaba.  

Uno de los errores que cometimos fue que nos enamoramos mucho más del producto que estábamos haciendo que del problema que queríamos resolver. Como resultado teníamos un producto tecnológico buenísimo, pero que no aportaba mucho valor porque no resolvía el problema.  

Detectamos ese error conversando mucho con cada uno de nuestros clientes para entender sus necesidades y empezamos a enamorarnos más del problema que del producto. 
 
No hay que confundir tenacidad con terquedad, estando siempre abierto a escuchar de cerca a los clientes y corregir desvíos. 

¿Qué sugieres para lograr esta escucha activa y ser más “customer centric”? 

Diría que primero hay que sacar el ego del medio y sentarse a escuchar con la mente bien abierta cuál es el problema que tiene la persona que va a estar operando la plataforma.  
 
En un proceso comercial se suelen tener conversaciones con los gerentes de las áreas, pero usualmente no son quienes usan las plataformas. A nosotros nos interesa conversar con el usuario final que es quien va a estar en el día a día trabajando con nuestro software. 
 
Es importante adaptarse al entorno y ser flexible cuando tienes que modificar o actualizar tu producto. 

¿Cuál ha sido el mayor desafío de liderar un equipo IT?

Me costó bastante acomodarme, ya que venía de un ambiente más estructurado y formal, pero todo se trata de compartir valores y objetivos. Si al desarrollador le apasiona lo que está haciendo porque realmente cree que puede resolver un problema, es mucho más fácil.

Otra cosa que aprendí de mi socio es esto de: “no me digas que quieres, sino lo que necesitas”, muy alineada con la famosa anécdota de Henry Ford para crear los automóviles en masa. Con esa mentalidad, me pude relacionar mejor con los perfiles de IT.

Para ti, ¿cómo se conforma un buen equipo IT? 

Se suele contratar a los desarrolladores por sus competencias técnicas, pero para nosotros es mucho más importante que tenga nuestra misma pasión y logre combinarse con los valores de las personas que conforman el equipo. 

Si tenemos esa química, compartimos el espíritu emprendedor y visión a futuro, creemos que es el camino adecuado para formar equipos de trabajo de alta performance. 

¿Cómo se ha tenido que reinventar el negocio en general por la pandemia de COVID-19? 

Teníamos un road map antes de este contexto de pandemia y lo que hicimos fue acelerar lo que era más urgente para las empresas hoy. Nos reinventamos identificando las nuevas dificultades, escuchando activamente a nuestros clientes y volviendo a aprender ya que el negocio que creímos que teníamos no era el mismo. 
 
El hecho de reinventarnos está muy ligado a nuestro espíritu de startup o emprendedor. Hoy no estamos pensando en el producto que tenemos sino en cómo podemos mejorarlo.

¿Qué les dices a la persona que quiere emprender en tecnología? 

Como tips diría: 

  1. Anímate y no tengas miedo a equivocarte ya que es parte del aprendizaje 
  1. Ten mucha paciencia y constancia 
  1. Rodéate de un buen equipo 
  1. Conecta, comparte y colabora con el ecosistema 

De hecho, junto a un equipo de experimentados emprendedores estamos desarrollando la Red Colaborativa de Emprendedores más grande de LATAM, Colaboran.dola cual tiene como propósito colaborar con quienes deseen “aprender a emprender” y con emprendedores, conectándolos con mentores e inversores en un entorno de mutua colaboración y aprendizaje. 

Ser emprendedor es una forma de vida y hay que prepararse tanto mental como técnicamente para serlo. 

Estoy convencido de que el futuro del desarrollo socio económico está en manos de los emprendedores. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here